miércoles, 8 de julio de 2009

Sebastián Morquio


Uruguayo. Marcador central. De Huracán 1999-02, jugó 93 partidos y convirtió 18 goles.

En el ascenso estuvo en: Huracán (1999/00), El Porvenir (2004/05), Aldosivi (2006) y San Martín de Mendoza (2008).

Patota se inició en las divisiones inferiores de Nacional de Uruguay, y en 1996 debutó como profesional.
Llegó al Globo en 1999 para el Clausura. Su debut fue el 7 de marzo en la derrota ante Lanús por 2-0. No fue un buen torneo para Morquio ni para Huracán que terminó último y descendió a la B Nacional.
Tras un irregular comienzo en el conjunto de Parque Patricios, en el ascenso, el uruguayo fue clave en el regreso del Globo a Primera, en la temporada 1999/00. Era uno de los líderes de ese equipo dirigido por Carlos Babington.
En la vuelta a la A, Patota convirtió el primer gol de Huracán frente a Colón sobre la hora que terminó 1-1. En la siguiente anotó otro gol en la victoria por 3-1 ante Rosario Central en el Ducó.
“Uruguayo, Uruguayo” cantaba la hinchada quemera que lo consagro ídolo con el tanto a San Lorenzo por la sexta fecha del Apertura 2000. Huracán ganó 2-1 y fue el comienzo de una racha del defensor ya que no perdió nunca cada vez que enfrentó al Ciclón.
A pesar de ser un rústico como pocos, aún así se las ingenió para hacer un gol de chilena a Racing en el Cilindro.
Era pura potencia y presencia en las dos áreas. De 18 goles que convirtió, la mayoría fueron de cabeza.
Por el buen nivel del defensor, Huracán recibía ofertas de clubes europeos y a pesar de anunciarse repetidas veces su venta, nunca se concretó.
En el 2001 su rendimiento decayó, como el equipo, que tuvo una mala campaña en el Apertura. Huracán terminó penúltimo y Morquio de ser el ídolo pasó a ser el más insultado de la hinchada. Incluso hubo momentos en el que el uruguayo se agarró los testículos e insultó a los hinchas.
Comenzó a tener conflictos en lo económico con la dirigencia y en lo futbolístico el técnico Carlos Babington lo empezó a tener menos en cuenta en el once titular.
Fue un medio año malo para el defensor y como el club mantenía una abultada deuda con él, cambió la deuda por su pase.
En el 2003 se incorporó a Uralan Elista de Rusia, jugó 10 partidos pero no se adapto y una oferta de Alianza Lima lo hizo volver a Sudamérica. No le fue bien en el equipo peruano y regresó a la Argentina para jugar en El Porvenir que estaba en la B Nacional.
En esa división enfrentó a Huracán y el defensor le tocó convertir un gol para el equipo de Gerli en la derrota por 3-1. A pesar de pedir disculpas, el uruguayo fue insultado por algunos hinchas.
A mediados de 2005, Morquio se alejó de El Porvenir y pasó a Universidad Católica de Ecuador.
En el 2006 volvió al fútbol argentino contratado por Aldosivi que también había incorporado a José “Turu” Flores y Joaquín Irigoytía. El objetivo del conjunto del Puerto era ascender pero tuvo que pelear el torneo por no descender.
Patota fue fundamental en los partidos decisivos del Clausura y en la última fecha Aldosivi evito el descenso y la promoción.

Siguió en el Apertura jugando para el Tiburón, a casi la mitad del torneo renunció Dalcio Giovagnoli por malos resultados y como había ocurrido en el final de la temporada anterior, asumió César Serradell.
Por la fecha 11, Aldosivi perdió 2 a 1 frente a Chacarita, y Morquio se fue expulsado en ese partido. Luego de esa expulsión el cuerpo técnico tomó la decisión de prescindir del Charrúa.
Morquio, quien llegó al equipo marplatense para ser referente, tuvo que dejar la ciudad casi sin pena ni gloria y yéndose peleado con el técnico a quien lo acusó de falso.
En el 2007 pegó la vuelta al fútbol uruguayo y firmó para Progreso, donde jugó un año y medio.
De estar jugando en la primera división del fútbol uruguayo, Patota decidió jugar en la cuarta categoría del torneo argentino. Porque en agosto de 2008, San Martín de Mendoza lo contrató con la expectativas de lograr el ascenso al Torneo Argentino A. Pero dos meses después, las ilusiones por tener un jugador con experiencia fueron nulas.
Morquio debió soportar un largo parate por lesiones (fueron dos) y además no rindió lo que esperaban los dirigentes, que decidieron la desvinculación del defensor.
Actualmente el uruguayo está jugando en Curicó Unido de Chile.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...